¿Qué es la fotografía documental familiar?

Actualizado: jun 4

Formar una familia (tenga la forma que tenga) es muy gratificante, pero también agotador. Está lleno de rutinas que consumen mucha energía pero que se transforman continuamente.


Cuando la familia lo llena todo, viene también acompañada de muchas rutinas. La vida se llena de un montón de tareas para cubrir las necesidades de nuestros hijos, de todo tipo. Y nos requieren tanto tiempo y entrega que a menudo estamos deseando pasar a la siguiente etapa y que nuestros hijos den el siguiente paso hacia su autonomía: no tener que limpiar TODO el comedor después de cada comida (sobre todo si te has lazado al Baby Led Weaning), que se duerman solos por las noches sin tener que leer 20 cuentos cada noche (¡y sin dormirte tu!), que recojan sus juguetes antes de creer que nos hemos vuelto invisibles a nuestros hijos, que la última patata frita en el plato no inicie la siguiente guerra fratricida…

Pero unos días siguen a otros y todas aquellas rutinas que parecían el día de la marmota se van para dar paso a otras. Todas igual de intensas y significativas. Y te ves suspirando por todo aquello que antes te agotaba: las primeras pruebas gastronómicas de nuestros hijos en la mesa (en forma de papillas o de trozos de filetes), los mimos antes de dormir, los ratos de juegos con ellos, comer todos juntos!... Y te das cuenta de que hay muchos detalles de todo aquello que ya no recuerdas.

A través de la fotografía documental familiar capturo la vida tal y como es: real, tierna, desordenada y perfecta en su imperfección. Porque lo que somos está en los detalles cotidianos con los que se construyen nuestros vínculos, los de la familia que somos ahora. Más adelante… seremos otra.


Para una sesión de fotografía documental familiar no tienes que vestirte de forma especial, ni desplazarte a ninguna parte, ni hacer nada que no hagas habitualmente, ni ordenar la casa (si es que por algún extraño motivo está desordenada!) .

Para una sesión de fotografía documental familiar no tenéis que hacer nada especial. Solo ser vosotros mismos.

No tienes que esperar a perder kilos ni a dormir más. No tienes que saber posar. Sólo tienes que intentar olvidarte de que hay una cámara (no la persona, sino la máquina) y disfrutar de una tarde o un día juntos, cómodos, divertidos o ¡incluso enfadados!.

#capturatumomento

#fotografiadocumentalfamiliar

elisa@elisamoreno.es

·

630 637 847 

España

© 2020 por The Documentalist